Sanidad, el área que más funcionarios pierde en la Comunitat durante la crisis

La Comunitat Valenciana redujo un 6% el número de funcionarios entre 2009 y 2016. Este porcentaje es el segundo mayor recorte de todas las autonomías durante este periodo de crisis, que fue encabezado por Andalucía. Así lo recoge el Boletín estadístico del personal al servicio de las Administraciones Públicas, elaborado por el Ministerio de Hacienda, quien cifra el bajón de personal público en la región de 125.657 a 118.016. Las instituciones sanitarias fueron las más afectadas en términos globales, ya que el número descendió de 51.283 funcionarios a 44.060, un 14,08% menos.

Mas información en Valencia Plaza

La Comunitat Valenciana encadena seis años en la cola como peor servicio de sanidad pública de España

La Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública ha publicado su XII informe sobre los servicios sanitarios de España en 2015 y nuevamente, como en los últimos 6 años, la Comunidad Valenciana tiene el honor de quedar en penúltimo lugar solo superada en peor calidad por Canarias.

Continuar leyendo “La Comunitat Valenciana encadena seis años en la cola como peor servicio de sanidad pública de España”

El negocio de la sanidad pública

En su primera mitad los periodistas Max Keiser y Stacy Herbert entrevistan a dos responsables de la sanidad pública del Reino Unido sobre los planes que tiene el gobierno para la privatización de la sanidad pública de ese pais. El modelo norteamericano de sanidad privada dirigido por especuladores y economistas neoliberales parece que se introduce en Europa a través del Reino Unido, no sin la oposición de la población. Es interesante saber como las ideas del dinero no tienen fronteras mientras que las ideas de las personas o las personas mismas tienen fronteras cada vez mas altas.

Sanidad privada: un ejemplo de lo que puede venir, o ya está aquí

La revista TIME publicó en Febrero de 2013 un reportaje sobre la sanidad privada de los EEUU que algunos ponen como ejemplo de sanidad puntera en lo tecnológico y eficiente en lo económico, titulado “Bitter Pill: Why Medical Bills Are Killing Us” ( la amarga píldora: porqué las facturas médicas nos están matando )

Este es el reportaje ( 42 pags, en inglés ) por si alguien quiere leerlo :DESCARGAR “Bitter Pill: Why Medical Bills Are Killing Us”

Como comentario recordamos que la empresa norteamericana Centene Corporation es propietaria del grupo Ribera Salud junto al banco de Sabadell y Ribera Salud es quien controla las empresas que gestionan los hospitales de Torrevieja, Elche y Alzira. Esta empresa anunció el 8 de Julio que abandonaba la asistencia sanitaria que prestaba en el estado de Kentucky a las personas mas pobres, el llamado Medicaid, por no ganar los suficiente. El estado les paga una cantidad por cubrir ese servicio pero la empresa consideró que las ganancias eran demasiado pequeñas y abandonó, dejando a las 140.000 personas que atendía sin servicio sanitario además de demandar al estado de Kentucky por las pérdidas que se supone sufrió.

El desembarco de empresas norteamericanas en los servicios públicos europeos está siendo alentado por el tratado de comercio e inversiones ( TTIP ) que se negocia en secreto los últimos años entre los EEUU y la UE y que liberalizaría si se aprueba el intercambio comercial a los dos lados del Altlántico. Si eso llegara a suceder, esas historias, las de la revista Time y la de Centene, podría llegar a suceder aqui.

En otras regiones de España no han querido esperar al TTIP y Madrid, Cataluña, Galicia y Baleares son líderes en privatización sanitaria

– en Galicia El gobierno del ‘popular’ Alberto Núñez Feijoó ha traspasado la gestión de la sanidad pública de Galicia a fondos de inversión y a multinacionales estadounidenses.

– en Cataluña Alerta contra la privatización de la sanidad

– en Baleares Salud inicia la negociación para privatizar hospitales

– en Madrid El TC avala la privatización de la gestión sanitaria que Madrid paralizó en 2014

Poco a poco, sin pausa pero con prisas, la sanidad pública, gratuita y universal está seindo roída por aquellos que piensan que puede ser un buen negocio. Y si sale mal siempre se podrá cerrar y recoger beneficios.

¿Es posible revertir las concesiones de los hospitales privatizados ?

El grupo Ribera Salud, participado a partes iguales por la compañía estadounidense Centene Corporation y el Banco de Sabadell anunció a primeros de Junio que se ha hecho con el control total de las empresas que gestionan la sanidad pública en Torrevieja, Elche y Alzira al comprar las participaciones que tenían las aseguradoras Asisa y Adeslas en las concesionarias. Ante esta noticia el sindicato SIMAT-Intersindical ha solicitado información urgente a la Conselleria por si este cambio de titularidad podría vulnerar la normativa de la competencia.

El texto de la petición que se ha enviado a la conselleria está fundamentado juridicamente por parte del sindicato en que “el cambio en la titularidad de las acciones supone una novación subjetiva de la concesión en la que el cesionario se subroga todos los derechos y obligaciones del cedente y podria suponer una novación contractual extintiva por cambio de titular de la concesión administrativa”. A pesar del a veces oscuro lenguaje legal del texto es posible para los no iniciados ver una via para conseguir la vuelta a una sanidad pública en toda la Comunidad Valenciana que elimine la anomalía que supone obtener beneficios económicos en un modelo de sanidad privada inmerso en medio de una sanidad pública, universal y gratuita.

Los argumentos resumidos son:

– cambio en la titularidad para un gestor que no estaba en la concesión original y no se presentó a la licitación en condiciones de igualdad
– aparición de un monopolio en Ribera Salud que podria vulnerar las leyes de la competencia
– el cambio de titularidad está sujeto a autorización por la conselleria

Ademas la empresa Centene Corp , que demandó al estado de Kentucky en 2012 por provocarle pérdidas de 120 millones de dolares en el seguro para pobres y mayores que el estado contrató con la empresa, puede ser un buen negocio instalarse en Europa si se implanta el Tratado de Comercio e Inversiones ( TTIP ) que se negocia en secreto entre la UE y los EEUU en esstos momentos. Y estas empresas no gastan su dinero de forma altruista.

Esta petición ha dado lugar a una pregunta del grupo parlamentario de Podemos en las Corts que se resolverá pronto por parte de Daniel Geffner. La trascendencia de esta via para revertir las concesiones de Alzira, Torrevella i Elx es enorme porque serían reversiones sin coste. La concesión se puede eliminar tal como pone en el contrato pero indemnizando a los concesionarios y esta via podría permitir hacerlo sin coste. Si fuera posible el cambio en el modelo de contratación laboral cambiaria para todos los departamentos implicados en las concesiones, ya que como ya tratamos en Las otras bolsas de trabajo sanitario de la Comunidad Valenciana esos hospitales tienen sus propias bolsas de trabajo.

Esperemos que la nueva Consellera de Sanidad, Carmen Montón, asuma esta iniciativa y la haga suya al mismo tiempo que le deseamos suerte en su nueva responsabilidad.

Comunicado de ACDESA sobre Sanidad Pública y las próximas elecciones

ACDESA, la Asociación ciudadana para la promoción y defensa de la salud del País Valenciano ha hecho público este comunicado de cara a las elecciones del próximo domingo:

Las Organizaciones abajo firmantes hacemos un llamamiento a la sociedad valenciana para defender el derecho a la salud de toda la ciudadanía y el compromiso con la defensa y mejora de su sistema sanitario público, ante las elecciones autonómicas y para que lo cumplan los gobernantes que elijamos.

En la Comunidad Valenciana hemos asistido en estos últimos 4 años a un aumento de recortes en sanidad, que culminan con el Decreto-Ley 16/2012 para acabar con el Sistema Nacional de Salud (SNS) definido en la Ley General de Sanidad (LGS) de 1986. El desastroso impacto en la CV del RD ha eliminado prestaciones, aumentando las desigualdades y excluyendo directa o indirectamente a grandes colectivos de ciudadanos, con especial impacto en pensionistas, ancianos, discapacitados, inmigrantes, jóvenes y enfermos crónicos. En particular el aumento del copago ha traído como consecuencia que haya ciudadanos que deben abandonar tratamientos efectivos, al tener que elegir entre la compra de medicinas o el pago de bienes básicos como la comida, la electricidad, la calefacción o la vivienda.

En la atención a la Salud Mental las consecuencias también han sido desastrosas: revisiones de discapacidad y dependencia a la baja; denegación de incapacidad laboral; reducción de unos exiguos recursos de tratamiento y recuperación mental que estaban congelados desde 2001; ‘copago’ inasequible en unos dispositivos residenciales abrumadoramente privados y dependientes de la Conselleria de Bienestar Social; y el impacto indirecto que los recortes en Servicios Sociales también han supuesto para estos pacientes y sus familias.

A esta situación tan adversa hay que añadir que el gasto sanitario per cápita en la Comunidad Valenciana es de los más bajos del estado español (100€ menos que en la media del resto de comunidades) con una reducción del 9% del presupuesto sanitario.

Desde el punto de vista de la gestión, en Valencia se ha optado por la privatización de la gestión sanitaria, con la ampliación del modelo Alzira o de servicios esenciales como la resonancia magnética. El 20 % de los valencianos están atendidos por este modelo asistencial que no ha demostrado una mayor eficiencia que el modelo público. Incluso informes como el del defensor del pueblo valenciano sobre las resonancias expresan claramente que éstas son más caras en el modelo privatizado que en el modelo público y los pocos trabajos rigurosos de evaluación económica que se han hecho, demuestran la similitud en el gasto con los modelos de gestión pública.

Por tanto queremos manifestar que en las próximas elecciones nuestro compromiso es con la Sanidad Pública, como derecho y lo que ella representa para todos los ciudadanos del País Valenciano, por tanto seremos beligerantes con aquellas propuestas que supongan recorte de derechos o de prestaciones. Consideramos que el próximo gobierno ha de poner en el centro de su acción política a las personas, sus necesidades y su bienestar. Proponemos evaluar y en su caso revertir el modelo Alzira, que no ha demostrado una mayor eficiencia y sin embargo ha generado selección de pacientes e impuesto su planificación particular a la Conselleria. Exigimos una gestión eficiente, profesionalizada, despolitizada y transparente con participación de los profesionales y supervisión de la ciudadanía. Consideramos imprescindible dotar a la sanidad de una financiación suficiente y abogamos por un gobierno que ponga la salud en la agenda política y que despliegue iniciativas en todos los ámbitos para disminuir las desigualdades sociales y contribuya al fomento de la equidad y la justicia social.

A continuación proponemos los puntos que consideramos necesarios en las políticas sanitarias e invitamos a todos los ciudadanos a apoyar el manifiesto y constituir una alianza cívica por la defensa de la salud de las valencianas y los valencianos y de nuestro sistema sanitario público.

1.- Conseguir un Sistema Nacional de Salud (SNS) universal, de calidad, equitativo y democrático al servicio de la población y que atienda las causas biológicas, psicológicas y sociales de la salud y la enfermedad.

Como medida inmediata se propone la eliminación del copago injusto para pensionistas, discapacitados y personas sin ingresos y arbitrar los mecanismos necesarios para soslayar el Real Decreto-Ley 16/2012, como han hecho otras comunidades autónomas mientras se exige la abolición de esta norma y el cambio de la consideración constitucional del derecho a la salud para convertirlo en derecho fundamental.

2.- Garantizar la sostenibilidad del sistema sanitario. Exigir y negociar una financiación adecuada para la Comunidad Valenciana, que permita la convergencia en gasto sanitario con la media de las Comunidades Autónomas. Los presupuestos de la Generalitat deben ser suficientes, reales y no deficitarios para conseguir la recuperación de los niveles de calidad en la asistencia. Arbitrar medidas de eficiencia y racionalidad: control y racionalización del gasto farmacéutico y tecnológico; disminución de la variabilidad asistencial, basándose en la evidencia científica; la no financiación de las terapias no resolutivas; Desarrollo en las Tecnologías de la Información (TIC’s) para favorecer la integración de la información entre los profesionales y con los pacientes.

3.- Desmercantilizar la Sanidad Pública. Evaluar comparativamente, mediante auditorías independientes, la eficiencia, sostenibilidad y calidad de atención del modelo Alzira, en igualdad de condiciones con el resto de departamentos de gestión pública, mientras se exige la abolición de la ley 15/97 de Nuevas formas de gestión. Control para el cumplimiento efectivo de los contratos en vigor y reversión de las concesiones administrativas al acabar el periodo contractual. Reversión de los contratos de resonancia magnética y de todas las líneas de trabajo que se han privatizado y que han resultado a la larga menos eficientes y más lesivas para la sanidad pública, utilizando los mecanismos necesarios para evitar un coste adicional por la reversión. Delimitación de las relaciones público privado, garantizando en cualquier caso la confidencialidad de la información de los ciudadanos depositada en las bases de datos públicas, a través de mecanismos de control democrático, excluyendo en todo caso el acceso, gestión o cesión de esos datos a entidades privadas o semiprivadas.

4.- Generalizar los modos democráticos de gestión: transparencia, rendición de cuentas, asunción de responsabilidades, participación. Evaluación de políticas de salud y de la introducción de nuevas tecnologías y nuevos tratamientos. Profesionalización de la gestión sanitaria en base a la capacidad y el mérito (no a la afinidad política). Transparencia y control entre los profesionales y la industria farmacéutica. La gestión transparente debe conllevar mecanismos efectivos y reales de participación y control de profesionales y ciudadanos en el funcionamiento y la gestión de los servicios sanitarios en todos los niveles, así como en las modificaciones del mapa sanitario. La progresiva constitución de Consejos de Salud en cada Centro de Salud, en los que participarán representantes de los profesionales y usuarios para decidir sobre los aspectos sanitarios que les afecten, permitirá democratizar los desprestigiados Consejos de Departamento y de Comunidad actuales, haciéndolos pasar de presuntos órganos de consulta y asesoramiento a órganos de planificación y control de la gestión.

5.- Potenciar la Atención Primaria (AP), aumentando su dotación económica, su autonomía de gestión, su capacidad de resolución y el tiempo de atención al paciente en la consulta. Implementar las funciones de promoción de salud y prevención de la enfermedad. Desarrollar cometidos profesionales de mayor responsabilidad para los colectivos profesionales de enfermería y trabajo social. Potenciar la autonomía de los pacientes y su participación en las decisiones clínicas. Potenciar la autonomía de los pacientes y su participación en las decisiones clínicas. Coordinar mejor la A.P. con sus unidades de apoyo, en especial las de salud mental, rehabilitación, conductas adictivas, etc.

6.- Hacer de los hospitales centros de eficiencia sanitaria, mediante la reorganización de la estructura, reorientándola al paciente y sus necesidades y a los procesos, lo que requiere un reordenación de los recursos, una concentración y uso adecuado de la tecnología y una mayor coordinación y apoyo a la actividad en A.P. mediante acuerdos profesionales para el despliegue de consultas de apoyo, circuitos asistenciales específicos para determinados colectivos clínicos, visitas virtuales… Utilización de las instalaciones a su rendimiento óptimo, implantando los tres turnos a todo el personal y adecuando las plantillas con esta finalidad.

7.- Diseñar y poner en marcha un modelo de atención a la cronicidad y sociosanitaria que reorganice los servicios, aumente la calidad y reduzca costes, partiendo de los recursos de que disponemos tanto del ámbito sanitario como social. Para ello hay que considerar el departamento de salud como la unidad territorial donde planificar la asistencia sociosanitaria, integrando recursos y procedimientos. Paso a Sanidad de los tratamientos ahora dispersos (sobre todo en Bienestar Social) respecto a Salud Mental, Discapacidades y Dependencias, en la línea marcada por la Organización Mundial de la Salud.

8.- Disminuir las desigualdades entre departamentos de salud. Hay que realizar una evaluación de las desigualdades en salud, tanto en el conjunto de la Comunidad Valenciana como dentro de los departamentos de salud, analizando los diferentes aspectos que pueden influir en las mismas (nivel socioeconómico, género, política sanitaria y financiera aplicada, etc.) para poder desarrollar estrategias adecuadas para su reducción

9.- Desarrollar una política de personal que oriente la actividad asistencial por objetivos, que exija para los responsables de los distintos servicios la dedicación exclusiva y que la apoye para el resto de profesionales, con medición de resultados en salud e incentivación por consecución de objetivos. Para ello debe haber un sistema de definición y evaluación de metas basado en las necesidades de la población y de los pacientes, consensuado con los profesionales, ecuánime y transparente. Las demoras para especialidades, pruebas diagnósticas e intervenciones quirúrgicas deben reducirse drásticamente.

10.- Desplegar políticas intersectoriales de salud, siguiendo la recomendación de la SESPAS “salud en todas las políticas” lo que supone alianzas estratégicas con ayuntamientos para el desarrollo de programas de ejercicio y promoción de la salud, contaminación atmosférica, accesibilidad urbana y con empresas para el desarrollo de alimentación y consumo saludable. Para ello proponemos utilizar el Plan de Salud intersectorial como herramienta de análisis de la información, enunciación y priorización de políticas y evaluación de resultados, mediante la mejora y la integración de los sistemas de información de salud pública y asistencia sanitaria

Mayo 2015

ORGANIZACIONES ADHERIDAS AL MANIFIESTO:

ACDESA-PV (Asociación Ciudadana por la Defensa y Promoción de la Salud del País Valenciano)

AVUSAN (Asociación Valenciana de Usuarios de la Sanidad)

COMITÉ CIUDADANO ANTISIDA COMUNIDAD VALENCIANA

INTERSINDICAL VALENCIANA

CAVECOVA

COMUNIDADES CRISTIANAS POPULARES DE VALENCIA

ASOCIACIÓN DE VECINOS CIUDAD DEL ARTISTA FALLERO

FRENTE CÍVICO SOMOS MAYORÍA DE VALENCIA

AENPV

El negocio de los seguros médicos se multiplica cuando se recorta en Sanidad pública

Por su interés se reproduce un artículo de Raúl Rejón el eldiario.es

Que el deterioro de la sanidad pública favorece a la privada ha sido certificado por los recortes que han venido unidos a la austeridad impuesta durante la crisis. Pero, además, las compañías aseguradoras han hallado un caladero de clientes allí donde los Gobiernos autonómicos han estado reduciendo sus presupuestos en sanidad. En esas regiones ha ido creciendo el porcentaje de personas que contratan un seguro privado sanitario. Mientras el gasto público cae, las pólizas de asistencia siguen sumando abonados, según el cruce de datos de las cuentas de las comunidades autónomas y el servicio de estadísticas del sector del seguro (Icea) que ha realizado el Instituto para el Desarrollo y la Integración de la Sanidad (Idis).
Continuar leyendo “El negocio de los seguros médicos se multiplica cuando se recorta en Sanidad pública”