El empleo en actividades sanitarias y su evolución durante la crisis

«Un 10,5 por ciento de los profesionales sanitarios de España se van a jubilar entre 2015 y 2019, con lo que la sanidad pública puede perder entre 55.000 y 60.000 empleos en el próximo lustro, según un estudio de CCOO, que advierte del problema que se puede generar si no se prevé el proceso de recambio.»

Este es el tremendo dato que, entre otros, se ha dado a conocer en un estudio de CCOO sobre empleo en el sector sanitario, El empleo en actividades sanitarias y su evolución durante la crisis, que ha publicado en su web y que está basado en «los microdatos» de la Encuesta de Población Activa (EPA) que facilita el Instituto Nacional de Estadística (INE) y abarca desde 2002, año en que culminaron las transferencias sanitarias a las comunidades autónomas, hasta la actualidad.

El sector sanitario está envejeciendo mas deprisa que otros sectores y a partir del 2016 la tasa de reposición, que habia bajado por los recortes al 50%, vuelve a ser del 100%. Es decir las jubilaciones se pueden suplir en su totalidad pero eso no afecta a la temporalidad que sigue siendo muy alta en todo el sector.

Muchos medios se han hecho eco de este estudio como el diario, la cadena SER, el confidencial, la agencia EFE y algunos mas que no mencionaremos. Es interesante que medios generalistas den a conocer una noticia tan impactante pero sería mas importante que los políticos que defienden la sanidad pública sean capaces de detener este proceso haciendo mas oposiciones y menos privatizaciones.

Lo cierto es que no se prevé que el sistema sanitario de una respuesta adecuada al crecimiento del gasto derivada de la transición demográfica y epidemiológica que se está viviendo. Y si el sector público no responde a ese incremento de la demanda lo hará el privado y dará lugar a un proceso que aunque no puede definirse como privatización, el autor del informe, Fernando Puig-Samper, lo define como «privatización suave». «Cuanto más se constriñe la capacidad de respuesta del sector público más se desarrolla la capacidad de respuesta del sector privado», ha subrayado Puig-Samper, quien ha incidido en que «la sanidad privada trata de buscar su nicho de negocio donde no llega la pública».

DESCARGAR El empleo en actividades sanitarias-CCOO